Saturday, June 16, 2007

Primavera, verano, otoño, invierno y.... primavera otra vez

Las estaciones de la vida. Se que la película es de hace mas de 4 años, pero no pienso hablar de la película, sino de las estaciones como tal. La historia de la película es simple, un niño llega a un monasterio budista (primavera), al cabo de unos años conoce a una mujer, se enamora y deja el templo para seguirla (verano). En medio de una crisis de celos asesina a su mujer (otoño). Cuando sale de la cárcel, regresa al monasterio, y lo descubre casi derruido. Se entrega a la tarea de meditar y reconstruir el templo (invierno), convirtiéndose en un nuevo hombre (primavera otra vez).

Cuando llega la primavera todo es nuevo, todo está por descubrir y por hacer.Nos dejamos llevar por el color, por el olor a nuevo de la vida y nada es inalcanzable. Todo es nuevo, y todo lo exploramos. Los sueños están por cumplirse, y casi no podemos esperar.

Luego llega el verano. El calor que madura los sueños y los convierte en frutos nos lleva lejos de ese mundo por explorar; nos hace sentir el mundo como nuestro. Cuando nos olvidamos que nada de eso es para siempre, que los frutos tienen que nacer y perecer, que el calor no solo madura, sino que abrasa; entonces quemamos nuestros sueños.

La vida siempre nos cobra la factura por esos sueños quemados, y nos obliga a verlos morir. Nos obliga a ver como todo perece y como la vida se esconde para nosotros.

El frío nos hiela la sangre y nos endurece el corazón. Es el momento para enfrentarnos a nuestros errores, y ver todo lo que hemos perdido. También es el momento para enfriar el fuego que nos quemó, para reconstruir lo viejo, lo nuevo. Todo es nuevo y todo es lo mismo.

Después podemos soñar nuevamente, explorar otra vez y conocer el mundo como si fuera nuevo. La vida nos enseña que nada es permanente, porque la misma vida es temporal.

La vida nos presenta sus estaciones, está en nosotros el aprender a aceptarlas y vivirlas. A descubrir sin perdernos en aquello que descubrimos. A entregarnos a nuestros sueños sin abrasarnos por la pasión. A esperar los frutos sabiendo que siempre podemos fracasar. A enfrentar nuestros fracasos y errores sin miedo a levantarnos nuevamente. La vida solo nos enseña a vivir, aunque esta enseñanza se consuma con la vida misma.



1 comment:

inakiabt said...

Hola camilo, intenté contactarme contigo por mail pero me ha rebotado, utilizo este medio porque no consigo otros datos tuyos (espero sepas disculpar), este era mi email:

Hola Camilo, lei un mensaje tuyo en Barrapunto acerca de "Resumen problemas CVS SVN" (hablaba de una charla que habia dado Linus Torvalds).
Te escribo porque estoy tratando de encontrar una solucion a un problema que comentas en ese mensaje, que es sincronizar varios repositorios usando SVN.

Mi situacion es la siguiente:
Tengo un repositorio remoto al que accedemos distintas personas de distintos lugares (algunos locales y otros remotos como yo), pero es muy lenta la comunicacion entre ese servidor y mi maquina, asique mi idea es crear un repositorio local trabajar solo con ese y al final del dia hacer un "commit" de mi repositorio con el remoto para sincronizarlos.

Por lo que lei en internet SVN todavia no soporta sincronizacion entre repositorios.
Se me ocurrio una idea, quizas medio descabellada, pero todavia no la implemente y me gustaría saber si tenías alguna solucion a mi problema.

Mi idea:
tener un checkout en mi maquina al repositorio remoto y tener un repositorio local con el cual trabajaria durante todo el dia, y al final del dia exportar el repositorio local a la carpeta del checkout remoto, hacer un update y luego un commit remoto, y luego de eso exportar el checkout remoto al repositorio local.
Seria eso a grandes rasgos, hay algunos otros detalles que debo tener en cuenta, como conflictos y otras cosas.

Si hay una solucion mucho mas simple seguramente te reirás jajaja pero la verdad que otra no se me ocurrio.

Muchisimas gracias.
Mi email: inakiabt@gmail.com