Wednesday, October 05, 2016

¿Cómo nos metimos en este berenjenal?

Viendo que las propuestas de los promotores del NO son exactamente lo mismo que ya estaba planteado en el acuerdo, me pregunto ¿y ahora qué? ¿Queda alguna salida para el berenjenal en que nos metimos? 

El sorprendente triunfo del "NO" metió a Colombia en un problema enorme, y destapó los verdaderos colores de las dos bandos. A Santos no le interesaba tanto convocar el apoyo popular como le interesaba poder legislar por decreto y restregarle el resultado en la cara a Uribe. Al "NO" tampoco le interesaba ganar, sino únicamente asegurar los votos para las próximas elecciones.

Aún más sorprendente es la revelación respecto a los votantes del NO, que ahora piden a gritos que las FARC restituyan a las víctimas con su dinero (está en los acuerdos), que se encarguen de desminar (también está en los acuerdos) y que entreguen las rutas del narcotráfico (adivinen...), demostrando que fueron personas que votaron sin tener la más remota idea de lo acordado, o votaron NO por odio a las FARC, desmintiendo de paso su propio alegato de que no estaban votando en contra de la paz.

El problema es que en esta situación, no hay ninguna forma en que los que nos metieron en estas puedan sacarnos sin perder la cara, y como perder la cara no da réditos políticos, la situación se pone muy difícil.
De momento las tres partes han jugado sus cartas: las FARC dicen que ya todo está negociado y que el plebiscito no es con ellas. Santos amenaza con guerra y Uribe se toma su tiempo para aumentar la tensión.

Los escenarios posibles van desde el muy optimista hasta muy pesimista:
  1. Optimista a corto plazo: La presión del tiempo obliga al Uribismo a presentar ideas concretas. El Uribismo presenta cambios cosméticos, el Gobierno y las FARC los aceptan, Uribe declara haber salvado al país del castro-chavismo y todos quedan listos para la foto. De todos los escenarios posibles, es el menos probable, y es casi seguro que no va a pasar.
  2. Optimista no inmediato: El Uribismo pide casi imposibles, y las negociaciones se alargan hasta el próximo gobierno. El nuevo gobierno, Uribista, retira los imposibles y pide cosas más razonables. FARC y nuevo gobierno llegan a un acuerdo, Zuluaga recibe el Nobel de la Paz y le da la mano al rey de Noruega. Mucho más probable que el anterior, pero aún así no mi favorito.
  3. Pesimista inmediato: El Uribismo pide imposibles y el acuerdo se rompe. Las FARC declaran que no hay confianza, y la tregua se acaba el 31 de octubre. La guerra se alarga otros 15 años, y las víctimas no reciben nada.
  4. Pesimista con agonía: El Uribismo pide casi imposibles, las negociaciones se alargan y el nuevo gobierno decide suspender la tregua. La guerra termina en 15 años, sin reparación ni verdad para las víctimas. Este es mi opción más probable.
La razón por la que le apuesto al 4 es porque un rompimiento inmediato de los diálogos le costaría demasiado caro al Uribismo. Una parte de los votantes del NO sinceramente esperaban un mejor acuerdo, y no le van a perdonar a Uribe el regreso a la guerra. Demorar las negociaciones otros dos años le da aire a Uribe para plantear su estrategia para las próximas elecciones.  Después, al acercarse el momento, pueden fácilmente aprovechar en fuerte sentimiento anti-FARC de los colombianos para deslegitimar el diálogo ("¡Llevan seis años negociando y no hay acuerdo! ¡Esto tiene que terminar!"). Continuar la guerra en este punto se vuelve fácil y políticamente rentable.

Mi conclusión es que no hay salida. El haber usado el plebiscito para medir fuerzas fue una apuesta irresponsable de Santos y de Uribe que va a derramar sangre. Mucha sangre.

Thursday, March 21, 2013

Python

I remember the time when Perl was the duct tape that kept the internet (pipes) together, but that time is gone and there is a new king in the scripting world: Python. So, should I learn Python myself?

Pros:

  • Object oriented, quasi-functional.
  • Would let me hack better XBMC.
  • Useful at work.
  • Cool factor.
  • Antigravity.

Cons:

  • I'm too lazy.

Sunday, December 02, 2012

Ayer leía en "The Oat Meal" un consejo muy simple: "si no tienes nada que escribir, no escribas".  Tal vez sea esa la razón por la cual no actualizo mi diario con la frecuencia que debería, es decir, a diario, y de paso explique por qué mi blog está abandonado. Pero en realidad las ideas llegan, casi siempre en momentos en los que no puedo escribir; mientras miro la ciudad desde el tranvía, mientras escojo la verdura en el supermercado, cuando la palabra de algún amigo despierta una conexión dormida en el cerebro.

Algunas ideas incluso prometían, y causaron buena impresión entre los que leyeron los primeros borradores, pero nunca se completaron y quedaron como párrafos sueltos, esqueletos de historias sin la carne y piel que los harían bellos, o al menos presentables. Me pregunto si me he vuelto perezoso y por eso no escribo, o es culpa del internet que me distrae y no me deja concentrarme en una sola idea. También puedo culpar a una ciclotimia no diagnosticada, y decir que las ideas llegan en los bajos cuando no tengo fuerzas para escribir nada; mientras los altos me obligan a gastar mi energía en cosas menos tristes que escribir. De ser así, prefiero que esa ciclotimia se quede sin diagnosticar, porque me da miedo pensar que la cordura no sea la profundidad (mental) de los bajos con la energía de los altos, sino la apatía de los bajos con la superficialidad de los altos.  O aún peor, me da miedo que el psiquiatra diga que mi cerebro está bien, y que es normal sentirse triste sin ninguna razón, o sentirse eufórico por esa misma causa.

Monday, July 11, 2011

Azahar

A la pregunta de cual es la palabra mas bonita del español no contestaría "Querétaro", como lo hicieron hace poco los visitantes de la RAE. Ante esa pregunta contesto sin dudar "azahar", en particular en la pronunciación americana, donde una 'z' (/s/) muy suave sigue el flujo de las tantas aes.

"Azahar" es una palabra que me suena la España musulmana, a reyes y sultanes. Aunque esa asociación es culpa de Ruben Darío y de mi mamá. De el por escribir, y de ella por enseñarme, siendo muy niño, ese poema, inculcando de paso mi amor por las letras.

"Margarita, está linda la mar, /y el viento,/ lleva esencia sutil de azahar". Un cuento para niños que es una canción de despedida y que trae en sus primeros versos la palabra mas bonita del idioma español.

Sunday, July 03, 2011

Drowning

Here we are: me and abyss. And the waves that sweep me like debris and keep my head under the water. I can't breath! Where is the surface? Am I swimming in the right direction? My lungs are about to explode. There is silence all around, and the darkness bellow my feet. Should I throw the air remaining in my lungs? I can't breath! I can't hold it anymore, try to breath. It hurts, it chokes me. I need air! Where is the surface? Everything is fading. Is that your hand? Hold me!

Sunday, October 10, 2010

Sinestesia

Están casi todas las mañanas en la parada del bus. Son los demás viajeros cuyas caras recuerdo: “el chino”, “la mamá”, “el indio” y por supuesto ella, “la pelirroja”. Como me pasa siempre con las suecas, no atino a descubrir su edad y podría ser cualquiera entre 15 y 30. No es que sea importante en realidad, porque lo que la hace interesante es el color de su pelo.

Las pelirrojas me recuerdan inmediatamente a Jean-Baptiste Grenouille (el perfume), y su descripción del olor perfecto de una mujer. Porque el olor perfecto venía de una pelirroja, y eso lo deja claro. Se forma entonces en mi cabeza una asociación: ese olor, el aroma perfecto que me gustaría que perfumara mi cama cada noche, es el olor del rojo.

Un día cualquiera tomo el bus de regreso a casa y al sentarme descubro que la pelirroja está ahí, a mi lado. Duerme, porque en el primer mundo la gente también duerme en el bus, y en ese momento descubro que no huele a rojo porque el rojo no tiene ningún olor.

Saturday, May 22, 2010

Las cartas que no envío

Tengo muchas ganas de escribir una carta de las antiguas. De esas que empiezan con "Querida María". No parece ser una tarea fácil sin embargo. Las cartas de verdad no se parecen a los mensajes escritos que intercambiamos por celular o correo electrónico. Son mas parecidas a un ensayo o incluso a un cuento, donde tienes un inicio, un nudo y un desenlace. Tienes que encontrar un tema central y desarrollarlo, aunque eso no impida tener temas accesorios. De hecho los temas accesorios son necesarios, igual que el diamante de la corona necesita las piedras accesorias para brillar aún mas.

Durante mucho tiempo las cartas fueron consideradas una forma de literatura. Caían dentro del género epistolar tanto las historias escritas en forma de cartas (Frankenstein, por ejemplo) como la correspondencia de escritores famosos (las cartas a Milena de Kafka). Se ponía todo el esmero en escribir una carta, porque tal vez en el futuro alguien las leería y era bueno que contuvieran cosas interesantes de leer.

Hoy en día la epístola parece destinada a desaparecer. Ha muerto como consecuencia de las nuevas tecnologías: correo electrónico, mensajero instantáneo y SMS han convertido la comunicación escrita en algo trivial y banal. Escribimos esperando que nuestras palabras desaparezcan tan pronto como son leídas. Usamos la palabra escrita en la misma forma que usamos la palabra hablada y la tratamos de la misma forma, olvidando que aunque las palabras se las lleva el viento, los e-mails se quedan en la red, los SMS se quedan en el teléfono del receptor y los mensajes instantáneos... bueno, sabrá dios donde quedan.

Quiero escribir una carta para revelarme darle un poco de trascendencia a lo que escribo, y para tener alguna certeza sobre su destino. Aunque tal vez debería decir escribirle una carta. Porque la carta que quiero escribir tiene destinatario, que aunque no sé si leerá este blog, sé que leería cuidadosamente y guardaría la dichosa carta, aunque no sabría decir por cuanto tiempo haría lo segundo.

De momento me conformaré con imaginarme que esto mismo lo escribo en papel, lo adorno con detalles de la vida diaria y lo envío a su puerta metido en un sobre, donde ella lo recibe y lo guarda junto con todas las otras cartas que no envío.

Entrada original en wordpress.